LlámanosLocalización

El origen


Hace unos 20 años se iniciaron tres caminos anónimos. Por ellos transcurrían 3 ilusionados caminantes. Cada uno de ellos, sin saberlo, tenía una meta común. Finalmente sus caminos se cruzaron un buen día, y dándose las manos, siguieron por una misma senda, afanados en conseguir lo que hoy poseen, su “criatura” más preciada: KROM.

KROM es joven de espíritu, con mente experimentada y en contínuo crecimiento. Se alimenta de sus ansias de crear, de gustar. Se enorgullece de sus objetivos cumplidos. Moldea proyectos con manos sutiles y ágiles. No descansa, pero sueña despierto con ver algún día un mundo en el que todas las empresas saboreen el éxito de las que ya le conocen. En su más pura esencia, KROM lo formais vosotros.


Gracias por confiar en “él”.